Tipos de electrodos

CAPACITIVO

capacitiva

El electrodo capacitivo, es  un electrodo metálico,  recubierto por una poliamida.

Con el electrodo  capacitivo se provoca un efecto condensador. El electrodo capacitivo se calienta por  la resistencia que opone la poliamida, haciendo también un efecto infrarrojo superficial. Por ello el electrodo tiene que estar en movimiento constante durante la sesión, ya que el electrodo se calienta en superficie, y resulta molesto.

El máximo de intensidad que vamos a ver en pantalla es de 0,7-0,8 Amperios de intensidad. El valor siempre oscila por que está continuamente adaptándose a los tejidos, y depende de la distancia a la placa y el tamaño del electrodo.

Es muy agradable trabajar con este tipo de corriente para contracturas de espalda, aporta una sensación de confort y relajación.

Se utiliza con muy buenos resultados en acné, reafirmación de brazos o de piernas, contracturas de espalda, alopecias, estrías,…

La capacitiva la utilizaremos para llegar al cerebro, ojo ocular, quistes grasos, contracturas musculares,…

La intensidad que aplicamos depende de la zona a tratar y de la sensibilidad del paciente. Será siempre un calor agradable, estimulando así el  sistema parasimpático.

La medida que nos indica en pantalla que estamos trabajando en  capacitiva es VA (voltamperios).

Se utiliza con cualquier tipo de aceite  o sin producto. Es un electrodo que se adapta muy bien al paso por el pelo.

Si se utilizan con crema o gel conductor se estropean.

Los electrodos capacitivos nunca se estropean a no ser que se caigan. Si se caen hay que revisarlos bien por si hay algún pique.

RESISTIVO

resistiva

Son  electrodos de acero quirúrgico. Es necesario el uso de crema conductora o gel conductor.

No presentan calentamiento propio debido a que son muy buenos conductores. El electrodo lo podemos dejar de forma estática donde nos interese tratar, moviéndolo de vez en cuando. Se puede usar la mano como extension del electrodo, mejorando el confort, la precision y controlar la temperatura del tejido.

El electrodo resistivo lo utilizamos para  tratamientos de forma atérmica.

Los dos electrodos capacitivo y resistivo hacen que la corriente nos atraviese completamente, pero cada uno de ellos, se adapta mejor a unos tejidos que a otros, pasando unos centimetros debajo del electrodo se comportan igual con mismos  efectos fisiológicos beneficiosos para el organismo.

Placas fijas: También se puede trabajar en resistivo con placas fijas en modo estático.

termiadeep

Modo sauna; pondremos la placa en los pies y el electrodo cilíndrico con ambas manos, de esta forma estaremos trabajando todo el organismo. Dando un aporte de energía extra. Esta indicado en todas aquellas personas que estén pasando una astenia, anemia, bajas de energía, cansancio, para prepararse para una prueba de esfuerzo, como calentamiento inicial antes de salir a un partido,…

objeto-inteligente-vectorial

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Un comentario sobre “Tipos de electrodos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *